top of page
  • Foto del escritorLisa Vincent

¿Por qué mi mente se centra en lo negativo? Estrategias para Cambiar tu Enfoque.

A menudo, nos encontramos atrapados en un ciclo en el que nuestra mente se inclina hacia lo negativo. Esto puede llevar a la preocupación constante, al estrés y a una percepción distorsionada de la realidad. En este artículo, exploraremos por qué nuestra mente tiende a enfocarse en lo negativo y cómo podemos cambiar ese patrón de pensamiento para llevar una vida más equilibrada y positiva.


¿Por qué tendemos a centrarnos en lo negativo? La Evolución Humana y la Negatividad

Nuestra mente tiene una predisposición natural a prestar más atención a las amenazas y a los aspectos negativos como parte de la evolución humana. Esto se conoce como el sesgo de negatividad y solía ser beneficioso para nuestra supervivencia. Sin embargo, en la sociedad moderna, puede llevar a una percepción distorsionada de la realidad.


El Efecto Negatividad en la Salud Mental

Centrarse en lo negativo puede tener graves consecuencias para la salud mental. Aumenta la ansiedad, el estrés y la depresión, y puede disminuir la autoestima. Reconocer este patrón es el primer paso para cambiarlo.


¿Qué podemos hacer para dejar de centrarnos en lo negativo?


1. Práctica de la Atención Plena (Mindfulness):

La atención plena es una herramienta poderosa para reprogramar la mente hacia lo positivo. Ayuda a observar los pensamientos sin juzgar y a redirigir el enfoque hacia el presente. La meditación mindfulness puede ser especialmente útil en este proceso.


2. Gratitud y Reframe de Pensamiento:

Cultivar la gratitud diariamente puede cambiar radicalmente la perspectiva. Apreciar las pequeñas cosas positivas en la vida puede contrarrestar el enfoque en lo negativo. También puedes aprender a reformular pensamientos negativos en otros más ajustados a la realidad .


3. Establecer Metas Positivas y Realistas:

Tener objetivos claros y positivos en la vida puede ayudar a desviar la atención de las preocupaciones innecesarias. Esto proporciona un sentido de propósito y logro.


4. Conexiones Sociales:

La comunicación abierta con amigos y familiares puede ser un salvavidas. Hablar sobre tus preocupaciones y miedos puede aliviar la carga y ofrecer perspectivas diferentes.


5. Limitar la Exposición a la Negatividad:

Revisa tus fuentes de información y medios sociales. A menudo, la sobreexposición a noticias negativas puede aumentar la percepción de lo negativo en el mundo.



Es natural que nuestra mente se incline hacia lo negativo debido a la evolución humana, pero esto no significa que debamos quedarnos atrapados en este patrón de pensamiento. Con prácticas como la atención plena, la gratitud y la reestructuración cognitiva, podemos redirigir nuestra mente hacia lo positivo y experimentar una vida más equilibrada y feliz. Cambiar la forma en la que pensamos requiere tiempo y esfuerzo pero, los beneficios para la salud mental y el bienestar personal, hacen que valga la pena el esfuerzo.


Si todo esto te resulta demasiado difícil para hacer por tu cuenta, no dudes en consultar con un profesional.


En Lisa Vincent Psicologia, te podemos ayudar a salir del bucle de negatividad para que puedas llevar una vida más armoniosa y tranquila.


Solicita información sin compromiso aquí.


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page